LA POSICIÓN DEL DEFENSOR ADJUNTO

Desde la Defensoría del Pueblo ponemos a disposición esta herramienta, como una forma masiva para tomar conciencia sobre cómo se usan los recursos de nuestra Ciudad. La idea es concientizar e informar respecto de esta ley que salió de nuestra Legislatura, votada por el PRO y aliados, para que todos los ciudadanos que vivan o estacionen en la Ciudad de Buenos Aires puedan ver de qué forma impactará en su vida cotidiana este exceso del gobierno de la ciudad en materia de tránsito.

Bajo el pretexto de reordenar el tránsito y desincentivar el uso del automóvil el Gobierno de la Ciudad viene tomando medidas que afectan al transporte diario de todos los que circulamos o vivimos en la Ciudad. Si bien ha tenido algunos aciertos, creemos que la política de movilidad de la actual gestión es sumamente deficiente, comenzando por invertir millones de pesos en soluciones parciales y en generar algunas que no son ni remotamente necesarias.

Hoy encontramos que la tarifa del subte aumenta constantemente (un medio de transporte masivo y central) que quieren privatizar el servicio público de bicicletas y que van cobrarte por estacionar en la puerta de tu hogar. Frente a estos excesos, sólo podemos hacernos una pregunta:

¿Si no quieren que utilicemos el auto en el centro porque cobrarnos por dejarlo en casa?

Medidas como esta, maquilladas con el título de "reordenamiento del espacio público" ocultan una nueva forma de ensanchar las arcas de la Ciudad, incurriendo en una híper regulación del espacio y perjudicando nuevamente al ciudadano que deberá pagar (también) por no utilizar su auto y dejarlo en cientos de calles en el corazón de los barrios, que no afectan a los reales problemas de ordenamiento del tránsito en la Ciudad.

Cuando fui diputado de la Ciudad, mi bloque fue el único que no votó esta iniciativa y que se manifestó en contra de un proyecto de esta índole, tanto en 2011 como en 2013 cuando se modificó la ley 4003.

Contále a tus amigos y a tu familia.
Contamos con vos y con tu voz.